Pornografía para mujeres modernas

Debemos tener bien claro que no toda la pornografía que vemos tiene el mismo fin. La diferencia no solo está en que nos excite más o nos excite menos, también la delimita quién dirige esos vídeos o películas y la intención que tiene hacia el tipo de espectador.

mujeres eróticas

La explosión de pornografía dirigida por mujeres jóvenes y modernas, ha dado un altísimo cambio a la pornografía convencional. Cansadas de ver cómo la mujer se denigraba en cada historia, cómo se mantenía un status de sumisa a las órdenes sexuales del hombre y que aceptaban todo lo que se le exigía, estas chicas talentosas decidieron dar un giro a las historias sexuales pornográficas, filmando en entornos agradables para mujeres exigentes en el cambio sexual de sus vidas.

Fuera de estos nuevos temas están las prostitutas, enfermeras, chicas del hogar, canguros y mujeres de autoestima baja en general. Aquí las que ganan protagonismo son las profesionales, artistas, universitarias, funcionarias y esa chica sexy muy moderna y a la última en todo que no se deja dominar por nadie, todas mujeres con tendencias al consumo y con una sensibilidad extrema a la hora de practicar sexo. Son ellas las que protagonizan las mejores historias de sexo porno que invaden el nuevo mercado y donde descubrimos sus intereses, que no solo tienen que ver con el sexo, sino también con su amor a la vida, a la libertad, a la ropa de marca y a los viajes exóticos.
En antagonismo con la pornografía tradicional, el porno para chicas rechaza por completo al macho alfa, al sexo oral que solo se expresa en beneficio de la parte masculina y a todo lo que sea solo la excitación para el hombre.

Las mujeres que dirigen la pornografía de nuestro tiempo tienen como objetivo que el placer sexual sea para ambos sexos, que sea positivo, picante, donde la atracción entre ambos miembros de la pareja sea recíproco, donde la infidelidad sea de ambas partes y la historia se muestre con una estética actual, con ambientes modernos, cosmopolitas, y liberales.
Entre las películas que sugiero veáis con buenos temas actuales, se encuentran “Cabaret Desiré”, de Erika Lust, “Female Fantasias”, de Candida Royade, “Diarios de lo sucio”, de Mia Engberg, y entre otras más, “Matineé”, de la directora Jeniffer Lyon Bell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *